Bioteca

Un portal personal

Contacto: nestor@bioteca.com.ar                                                                   del

Oid el ruido de rotas cadenas ... de mail

Cuando era chico (y eso fué hace mucho) cada tanto salía para el zaguán y ...¡un sobre! Casi indefectiblemente el sobre estaba sin cerrar, y sin remitente. En la carta te instaban a hacer diez copias y entregarlas a otras tantas personas. Si lo hacías la plata iba a salir de la canilla de agua caliente y te ibas a ver bañado de bendiciones celestiales. Pero si cortabas la cadena... los siete jinetes iban a sobrevolar tu vida y se te iba a agujerear la alpargata.

La historia no ha cambiado demasiado, salvo que en lugar de tomarse el laborioso trabajo de escribir diez veces la misma página, con un par de clicks cualquier holgazán reenvía 350 copias a todos los que estén en su libreta de direcciones.

Por qué hay cadenas?

Una cadena de correo es básicamente un mensaje que por su naturaleza te incita a reenviarla a todos o algunos de tus contactos. ¿Por qué harías vos algo así?

- difundir la verdad oculta.
Los tubos fluorescentes envían información al gobierno! las hamburguesas se hacen con lombrices! los alienígenas han tomado el control de los inodoros!
Son todas cosas que están en secreto, sin embargo alguien consiguió filtrar esa valiosa información al gran público. ¿serías capaz de cortar el flujo de esa noticia, y hacer que nosotros, tus contactos en la libreta de direcciones, permanezcamos en la ignorancia?

- necesidad y urgencia
Un riñón para el desayuno! hectolitros de sangre para un hamster en coma!
En este apartado se incluyen otro tipo de mensajes cuya característica principal es que son temas que requieren de atención inmediata. El lector de este tipo de mensajes da por sentado que el mensaje es correcto y, en su afán de colaborar en esta causa tan urgente, no se toma el tiempo ni la molestia de cotejar la información.
Por supuesto, siempre hacen falta la donación de órganos, sangre en los hospitales y alimento en los comedores, pero se brindan fechas, lugares, teléfonos; datos accesorios, bah!

- si comés sandía con vino te morís
Muchas cadenas de texto se empeñan en hacer este tipo de avisos citando supuestas fuentes oficiales que nunca son enlazadas para su verificación.
Hace unos dos meses me mandaron una cadena, donde se mencionaba que con borra de café se podía controlar al Aedes aegipty (mosquito vector del dengue). Se daba el nombre de una investigadora brasilera, y un centro de estudios. Por supuesto esa rama de la cadena murió en mi casilla de correos. Investigué y la información es fidedigna, y forma parte de una tesis de doctorado. Llevarlo a la práctica ... pero lo importante, verificar la veracidad.

- el increible perro con cabeza de conejo ... cuerpo de conejo y patas de conejo.
Somos morbosos, curiosos, chusmasy truculentos. Es inevitable.
No importa si es cierto o no: si está acompañado de una historia mínimamente verosímil (que seguramente no sea más que una leyenda urbana), resultará creible. Y si se acompaña de imágenes (aunque sean montajes, o no tengan nada que ver) la probabilidad de que el mensaje se reenvíe es mucho mayor. En el fondo, una variante del caso anterior.

- no cortes la cadena porque...
En las cadenas de correo, un motivo muy común (y absurdo) es que, si la reenvías, tendrás la mejor suerte, conseguirás el amor de tu vida,vas a sacar la lotería y tu perro te traerá el desayuno a la cama. Ahora bien, si no lo hacés, preparate, porque los jinetes del apocalipsis va a caer sobre vos, tus parientes, tus amigos y el perro.

- esto te va a gustar
Los mensajes de correo divertidos son -probablemente- los únicos que vas a reenviar sabiendo lo que hacés. Pueden ser chistes, anécdotas, imágenes divertidas, vídeos o presentaciones PowerPoint, por nombrar algunos tipos. Aunque en este caso no estés propagando una mentira, seguirás teniendo o formando parte de los problemas que veremos más adelante.

¿Qué riesgo suponen para la seguridad?

Las cadenas de mail no son especialmente dañinas directamente, pero sí lo pueden ser de forma indirecta. Tal como se ha comentado hasta el hartazgo, los riesgos son los siguientes:

    * Molestia para el receptor, que recibe mensajes que no son de su interés.
    * Posibilidad de que las direcciones de correo sean incluidas en listas de correo para envío de spam.
    * Posibilidad de ser víctima de fraude o phishing.
    * Posibilidad de recibir mensajes con virus que consigan infectar tu ordenador si ejecutás sus archivos adjuntos.
    * Saturación de los servidores de correo.

¿Estás realmente cansado de las cadenas de correo?
¿Tienes un amigo que no para de enviar correos apocalípticos?
¿Otro no puede dejar de difundir el mismo PowerPoint de monos bailando?.
Mandá un e-mail que diga algo así como “por favor, deja de enviarme mensajes estúpidos. Un saludo“.
Una vez tuve que pedir a un ex amigo que borrara mi dirección de su casilla, debido a su compulsión a reenviar (cosa que se agravaba en sus períodos de licencia por enfermedad). Finalmente logré desaparecer de su libreta, aunque no por su propia voluntad.

Menos drásticamente: casi todos los clientes de correo y servicios web (Gmail, Hotmail…) disponen de algún sistema de filtros o reglas de mensajes. Se trata de un conjunto de reglas con las que automatizar las acciones a tomar. Las podés utilizar para enviar automáticamente todos los mensajes con FW: o RV: en el "asunto" a una carpeta especial en la que no te molesten demasiado. Si tenés localizados a tus contactos más recalcitrantes, te será más fácil mantenerlos a raya.
Por supuesto, esto se puede hacer si se leen las ayudas que el mismo servicio provee.
El sistema que yo alquilo (Webmail) admite una "lista blanca" y una "lista negra", y en la  última directamente rebotan los mensajes.

De acuerdo, algunos mensajes pueden ser divertidos y dignos de ser reenviados, pero todo tiene un límite. No es necesario que reenvíes todo cuanto caiga en tus manos,: selecciona lo que realmente es digno de ser reenviado, y fijate a quien se lo mandás. (a mi no)

Proteja la Escuela Pública