telepolis(*)

Estuve reflexionando sobre cómo encarar esta etapa del curso, y tomé conciencia de que mi actual alumnado tiene menos de treinta años.
En 1990 yo trabajaba en Universidad de Luján, y algunos de mis amigos universitarios y todos los no universitarios se extrañaban de que hubiera mandado un correo a la Base Marambio a las 9 de la mañana, y mientras estaba almorzando hubiera recibido la respuesta de mi colega en la Antártida. De la misma manera a mi me extrañó que un amigo, becario en Canadá, hubiera ido a la biblioteca del Instituto, preguntado por un libro; como no estaba, el bibliotecario maniobró en la computadora, ubicó un texto electrónico en una universidad inglesa, y ... ¡ lo pudo consultar en forma directa!
Eran los principios de ARPANET, que luego se convertiría en Internet, y el correo electrónico y la consulta de textos ubicados al otro lado del mundo estaba disponible sólo para la investigación científica, las muy grandes empresas y algunas oficinas gubernamentales.

Una generación después vivimos en una era o sociedad de la información, entre otras razones, porque los sujetos de las sociedades urbanas estamos inmersos en un medio ambiente informacional que nos inunda de forma diaria. La información en sus múltiples formas (oral, textual, hipertextual, audiovisual, icónica, auditiva, multimedia, ...) es la materia prima de nuestra existencia moderna. Nuestra civilización actual, entre otros rasgos, se diferencia de las precedentes en que la socialización de cada individuo requiere de éste el dominio de los códigos y formas simbólicas que le permitan entender la ingente cantidad de información que recibe, y a su vez, esté en condiciones de producir y difundir información en distintos formatos.
Hay coincidencia entre los expertos en que nunca fue tan necesaria la educación para poder integrarse a la sociedad.  La promoción laboral, los valores y actitudes ante la vida, las prácticas culturales y de ocio, los vínculos y relaciones afectivas con los demás, el comportamiento democrático con los que le rodean y con la sociedad, ... está condicionado por la cantidad y calidad de la formación recibida.
La innovación, el cambio, la transformación, la mutabilidad, son las características del conocimiento que generamos las personas, las instituciones, las universidades, las empresas o cualquier otro grupo social humano.
Obviamente esta situación plantea toda una serie de ventajas y desventajas, analizadas hasta el infinito por especialistas de ambos lados (tecnofílicos y tecnofóbicos), y tambien por muchos opinadores neutrales.

(*)TELEPOLIS es una novela, no recuerdo su autor, publicada en 1992, que realizaba una proyección de la sociedad frente a los cambios sociales que introduciría la entonces incipiente Internet. Los países y las regiones son barrios de Telepolis, la economía de consumo pasa a ser una economía de producción, donde el ocio da lugar al trabajo, y los habitantes (telepolitas) en su gran mayoría son observadores pasivos de la vida social.
Cualquier semejanza con la situación actual es simple coincidencia.

sCIENTIA POTENTIA EST...

... o, según Sir Francis Bacon, "El conocimiento es poder". Creo que no es necesario, a esta altura, hacer un análisis de esta frase popular.
Aquel grupo social que sea  capaz de manejar la información en su propio beneficio es el que detentará el poder, con más potencia que la que brinda el poder económico.

La  pregunta es, ¿de qué manera  podemos nosotros, educadores, formarnos para formar a los ciudadanos de la próxima generación? Como dije en alguna otra oportunidad, no se vislumbra un proyecto de como debería ser un ciudadano del 2020, pero sí podemos acceder a la perspectiva de quien, hoy por hoy, tiene poder económico y maneja la industria del conocimiento: Microsoft preparó en 2008 el siguiente video proyectando al 2020 de como serán algunos aspectos de la educación para esa época.



La pregunta del principio de esta sección es universal en el ámbito académico. En mayor o menor grado el Proyecto OLPC (One Laptop per Child) que planeara Negroponte hace unos años, se está llevando a cabo, con diferentes grados de avance, a nivel global. Y en todos lados la situación es: ya tenemos la tecnología, y ahora ... ¿QUE HAGO?
Los siguientes videos, espero, despierten interés en la etapa que iniciamos hoy en este curso.

RELACIÓN ENTRE PROFESORES Y NUEVAS TECNOLOGÍAS


EDUCACION Y NUEVAS TECNOLOGÍAS


En este último video aparecieron dos palabras  sobre las que vamos a trabajar: Webquest y Wikis.
Pasemos a ver en qué consiste un Webquest